Doble de tweet – Nota Revista Veintitres 23-09-10


Una impostora tomó la identidad de Florencia Peña en Twitter.

No tiene twitter. Flor es lo menos tecnológico que existe.” Así lo anunció Mercedes Otero, jefa de prensa de Florencia Peña, a raíz del twitter con su nombre que alguien usa de manera apócrifa en la red social.

A partir de la nota de tapa de Veintitrés de la semana pasada (“El apriete a los artistas”) la impostora, con más de nueve mil seguidores, tuiteó que no había sido convocada para la nota y desmintió los dichos allí vertidos por ella.

La realidad decía otra cosa y para confirmar que la actriz había prestado su voz para la entrevista y que alguien estaba hablando en su nombre, se la consultó. Florencia Peña está indignada por el robo de su persona en Twitter.

Hace un mes Veintitrés exponía esta práctica –en la nota “No soy yo”– donde se instalaban falsos perfiles de famosos dentro de la red social. Así cayeron Luisana Lopilato, Mike Amigorena, Celeste Cid, entre varios más, en la usurpación de identidad. Ahora fue el turno de Peña, quien desde hace unas semanas padece de lo mismo. Su jefa de prensa advirtió que ya mandaron tres recursos de amparo contra Twitter para que bajaran la cuenta, pero no encontraron una respuesta. Los responsables habitan en Estados Unidos y las reacciones son lentas. “Flor está muy preocupada por esto. Esta persona habla de sus hijos, cuenta cosas que no son ciertas y la expone en asuntos preocupantes. Ella jamás contaría cosas como que está en el camarín con sus compañeros, o que va a buscar a sus hijos al jardín”, expresó Otero.

Además, explica que hace unos días, en el site http://www.televisión.com.ar dieron la noticia de que @florenciapenia no era la auténtica, y a las pocas horas la usurpadora desmentía, por medio de un twitt, a la página de espectáculos.

La única manera de contrarrestar el delito, dice la actriz, es a través de la prensa, ya que no encuentra medios para silenciar al falso perfil. También están pensando en armar un twitter verificado, manejado por Otero ya que la actriz no es fanática de esas redes.

Mientras tanto, la multiplicación de personas con problemas, interesadas por vivir la vida de un famoso, persiste. Y no parece encontrar una solución en lo inmediato.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: